¿ Que es el botox ?

La toxina botulínica, más conocida como botox (la marca del primer medicamento de este tipo que se comercializó), es en realidad la toxina que produce el botulismo. Sin embargo, se aprovecha su capacidad de producir parálisis muscular para utilizarla con fines médicos en el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y en medicina estética para las arrugas de expresión, que es por lo que más se la conoce. Entre sus numerosas aplicaciones médicas destacan: botox

  • El estrabismo.
  • Las distonías.
  • El blefaroespasmo.
  • Las algias vertebrales.
  • La migraña.
  • La hiperhidrosis.
  • La incontinencia urinaria en parapléjicos.
        

El botox, ofrece ventajas referente a la eliminación de arrugas,por ejemplo: evita la cirugía, se puede aplicar en cualquier época, es prácticamente indolora, sus efectos son inmediatos y se prolongan entre 5 y 6 meses, no tiene apenas contraindicaciones y es muy rara la vez que produce efectos adversos.

Es muy importante que este tratamiento sea aplicado por un especialista conocedor de la anatomía facial, ya que un pinchazo con botox en el lugar equivocado puede generar una expresión no deseada.

La toxina botulínica o botox tiene, no obstante otras aplicaciones en medicina. En la actualidad, por ejemplo, se está utilizando para:
El tratamiento de la hiperhidrosis, es decir en personas con una sudoración excesiva en axilas, manos y pies. Con ella se logra disminuir la actividad de las glándulas sudoríparas.
Control del blefaroespasmo, es decir la contracción intermitente e involuntaria de la musculatura del ojo.
Otras distonías y espasmos.
Finalmente está ofreciendo buenos resultados en personas parapléjicas con problemas de incontinencia urinaria.
¿Quieres saber cuales son sus efectos secundarios ?

Su efecto es temporal y dura unos cuatro o seis meses, dependiendo de cada paciente.

El botox o toxina botulínica nos ayuda a eliminar temporalmente las arrugas de expresión: se trata de una toxina que, una vez inyectada, impide que el músculo se contraiga, es decir que lo paraliza. De esta forma no se forma la arruga.

Debemos tener en cuenta los posibles efectos secundarios que nos puede causar un tratamiento con botox, es tan importante que nos pongamos en manos de médicos especializados a la hora de realizar este tipo de tratamiento. Uno de los efectos secundarios perfectamente evitable si nos ponemos en manos de un profesional es una posible reacción alérgica a la toxina botulínica: esto nos produciría inflamación en la zona de la cara y la garganta, dificultad para respirar, urticaria…

La mayoría de los efectos secundarios responden a una errónea aplicación de la toxina botulínica: acudir a un médico especializado puede ahorrarnos muchos problemas que pueden surgir a raíz de un aplicación errónea. El problema más frecuente en estos casos es que se produzca la caída del párpado o del músculo facial en el que se ha aplicado la inyección. Si no se tiene en cuenta la expresión facial natural del paciente se puede llegar a cambios muy drásticos en el caso de que se aplique el botox de manera errónea, ya que lo que se está haciendo es paralizar el músculo, pudiendo crear una expresión totalmente distinta a la habitual.

Otros problemas frecuentes suelen ser la imposibilidad de cerrar el ojo completamente, el lagrimeo constante o, por el contrario, el síndrome del ojo seco e incluso daños en la córnea o debilitamiento de los músculos faciales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *