¿ Engorda la fruta?

Hay personas que creen engordar por el azúcar que contiene la fruta, en cambio otras todo lo contrario, creen que por ser natural pueden comer sin medida y no les afecta en nada.

¿Es perjudicial el azúcar natural que contiene la fruta (la glucosa), en comparación con el azúcar blanco? lógicamente, NO.

Estas dos se comportan de forma diferente, el azúcar blanco proviene de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera, que se procesan para extraer el azúcar, lo que significa que el azúcar refinada tiene cero nutrientes. Y las frutas, en cambio, contienen muchas vitaminas, minerales, fibra y fitonutrientes.

Cuando comemos fruta  nuestro nivel de azúcar en la sangre aumenta a partir de todos los alimentos, pero no se sobrepasa, no se produce una liberación excesiva de insulina, y no habrá una caída hipoglucémica. Si comemos azúcar refinada  nuestro cuerpo se pondrá en alerta y liberará demasiada insulina para bajar el pico, lo que nos hace bajar el azúcar en la sangre por debajo de donde estaba antes de comer el azúcar (inmersión hipoglucémica). En respuesta a esto, el cuerpo comienza a acumular grasa porque piensa que estamos muriendo de hambre. Lo que no ocurre con la fruta ya que la fibra soluble que contiene tiene un efecto que ralentiza la liberación de azúcares, y sus fitonutrientes inhiben el transporte de azúcar a través de la pared intestinal hacia nuestro torrente sanguíneo.

La fruta es un alimento que debemos de comer a diario, al igual que las hortalizas, la fruta esta relacionada a un menor riesgo de enfermedades crónicas. Su contenido nutricional y su ausencia de sal, grasas y azúcares añadidos, son los responsables de los múltiples efectos beneficiosos que nos proporcionan las frutas.

Quiero dejar constancia de que beber zumo de fruta no es lo mismo que comerse una pieza de fruta,hay muchas personas, que no tienen esta información y estan confundida.

La fruta, está formada sobre todo por agua, también contiene otros elementos relevantes, como azúcar, que se absorbe inmediatamente después de ingerirse. Hay otro elemento de la fruta que ayuda a impedir que estos azúcares se absorban tan rápido: la fibra. La fibra presente en la fruta entera retrasa el paso de los azúcares al sistema digestivo. En el caso del zumo, la ausencia de fibra y la consistencia líquida aceleran el proceso de digestión y absorción en el intestino.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *